Tras la crisis económica, la oportunidad para ser más Europa

En tiempos de crisis todo es objeto de cuestionamiento, crítica o reflexión. La Unión Europea, en tanto que concepto, proyecto e institución, no iba a ser menos. El refortalecimiento del anquilosado eje franco-alemán (más germano que francés), la crisis social y económica que ha asolado el mundo occidental, por ende Europa -con más saña a Grecia, Irlanda y Portugal; algo más lejos, a España e Italia-, además de debates polémicos como la modificación del acuerdo de Schengen o la falta de cohesión de la Eurozona han puesto de manifiesto que los Veintisiete se encuentran a las puertas de una nueva etapa para eso que venimos llamando la «construcción europea».

En estos momentos, son muchos los que se suman al oportunismo del euroescepticismo por la conveniencia circunstancial -ya sabemos que es preferible vender lo malo a lo bueno-. Es ahora, cuando los que siempre hemos creído en el proyecto europeo, que tenemos que hacernos escuchar y comprender. No sólo vale el que nos oigan y lean: tenemos que hacernos más visibles. Llego a la conclusión de que nos encontramos ante la primera gran oportunidad del siglo XXI. Esta crisis social y económica ha evidenciado las deficiencias y las debilidades de nuestra UE. Sin ella difícilmente se habrían tratado asuntos como la posibilidad de crear una unión fiscal y económica -que no sólo monetaria- o la necesidad de una mayor política que haga frente a la gobernanza intergubernamental de 27 Estados miembros, entre otros. En este sentido, no podemos dejar de contemplar el eco social e informativo que en este tiempo ha causado la situación, del que se deduce que en realidad, el problema en la sociedad europea no reside en que se sienta «menos europea» o más «antiUE», sino que sigue sin entenderse qué quiere y a qué aspira la Unión, ya que que los jefes de Estado/gobierno de los Veintisiete han hecho de la Unión Europea un medio, olvidando que ante todo es un fin «comunitario».

Hace más de cincuenta años, el ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Robert Schuman, promulgó como si de una premonición se tratase: L’Europe ne se fera pas d’un coup, ni dans une construction d’ensemble : elle se fera par des réalisations concrètes créant d’abord des solidarités de fait. A veces olvidamos las deliberaciones de los padres fundadores y en ello encontramos la explicación a esta realidad. Esta crisis multidisciplinar no es otra cosa que la oportunidad para seguir construyendo una Europa coronada de estrellas, es el siguiente paso, el momento de una mayor unión en la Unión ¿acaso hemos dejado de estar unidos en la diversidad?

Queda demostrado que la competencia fiscal y económica no puede ser propia de la cuestionable «soberanía» nacional cuando ésta puede comprometer a otras veintiséis. No nos engañemos, no se trata de egoísmo soberanista, sino de lógica económica y política, pues la economía no entiende de fronteras, sino de productores y consumidores, sólo un verdadero bloque político y económico haría posible que esta situación fuera sólo un «mareo común» momentáneo y no varias «lipotimias simultáneas».

Son varios los asuntos que podríamos tratar aunque todo podría resumirse en pocas palabras: más Europa y menos nacionalismo. Bruselas, corazón institucional de la Unión Europea, debe retomar el brío y el brillo otorgado antaño, erigirse como faro de luz que enfoque directamente a los Veintisiete, por igual, con la misma fuerza e intensidad, para deslumbrar a aquellos que consideran que su interés nacional está por delante del interés comunitario, el común, el europeo. Bonita metáfora la de Europa, pues, del carbón y del acero -mineral y metal- hemos pasado a los derechos, deberes y garantías, a la moneda, y ahora debemos hacerlo con la fiscalidad, la economía y la política. Nosotros, los europeos, queremos.

(Publicado el 3 de agosto de 2011 en Los Euros)

José María Castellano-Martínez es Vicepresidente de la Junta Directiva de JEF-Andalucía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: